Preguntas Frecuentes

Al tanto del proceso en todo momento

Le informaremos diariamente del trabajo que realizamos. Al fin y al cabo, usted es el que lleva el mando, nosotros somos la herramienta.

¡Me van a cobrar mucho!

En Milenium el dinero queda relegado a un segundo plano, nuestra principal tarea es que su vivienda se venda de manera rápida y efectiva con el ahorro que ello conlleva desde el punto de vista de evitar bajadas de precio en un futuro. Nuestros servicios solo son remunerados si finalmente se perfecciona la ventas, si no damos resultado no cobramos.

Temor a la Exclusividad

Desde Inmobiliaria Milenium preferimos cambiar la palabra “exclusividad” por “flexibilidad“. Nuestra forma de trabajar está totalmente abierta a coordinar a la perfección con el propietario la venta del inmueble, y con unos plazos reales de venta entre 60 a 90 días.

¿Cuál es el primer paso para la venta?

Vital, es la valoración de su inmueble, un servicio que le ofrece Milenium totalmente gratuito y que le valdrá para saber el precio de mercado exacto por el que a día de hoy puede poner a la venta su inmueble

¿Podré afrontar esa compra?

Asesorado con total transparencia, nuestro servicio de financiación está orientado a que el préstamo hipotecario que necesite adquirir para su nueva vivienda sea cómodo y adaptado a sus necesidades.

Grupo Milenium pone a disposición el Servicio Financiero recién incorporado: Milenium Financiación.

¿Qué comprar?

Desde nuestras oficinas guiaremos al comprador en todo momento para poder ofrecerle el producto que desea y mejor se adecua a sus prestaciones, sin pérdidas de tiempo y con la garantía de un LÍDER.

¿Qué debo saber como comprador?

Muchas oficinas de gestión inmobiliaria olvidan que la base de una buena gestión de venta es el equilibrio entre comprador y vendedor.

En Milenium nuestro cuidado se reparte por igual para la tranquilidad de ambas partes.

¿Qué debo saber como vendedor?

Un buen asesoramiento puede ser fundamental para cerrar la operación, al igual que acer una buena valoración del inmueble alejada de consideraciones emocionales.